Blog

dientes separados

¿Cómo arreglar dientes separados?

Los dientes separados, o diastemas, son un problema estético que muchas personas intentan solucionar. Si bien es muy frecuente en los dientes de leche de los niños, sobre todo en los frontales, también hay personas adultas que tienen diastemas en su dentición permanente.

Para muchos, la apariencia que otorga este espacio interdental puede ser percibido como un rasgo dulce, llegando incluso a adquirir la categoría de moda. Pero para otros puede suponer un defecto estético y un complejo físico que prefieren corregir.

¿Por qué tengo los dientes separados?

Si bien suele asociarse la idea de los dientes separados exclusivamente a los frontales, hay que recalcar que los odontólogos entienden por diastema a cualquier separación entre dos piezas dentales. Existen tres causas principales que crean estos espacios pero, por suerte, existen tratamientos específicos que pueden ayudar con cada una de estas.

Anomalías del frenillo labial y lingual

En la cavidad oral existen dos frenillos diferentes que permiten los movimientos de la lengua y los labios. Estas membranas se encuentran ubicadas en distintas posiciones de la boca. Así, si el frenillo labial situado en la parte superior ha tenido una anomalía en su desarrollo puede generar problemas como la diastema.

Incisivos centrales separados

En este caso, la separación interdental se debe a que el frenillo ocupa parte de la encía. Este se interpone entre los dientes incisivos centrales superiores y evita que ambos se junten. También es posible que el frenillo labial inferior presente un tamaño mayor y de lugar a dientes inferiores separados.

Relación entre el tamaño del hueso maxilar y los dientes

En este caso, el hueso maxilar es demasiado amplio en comparación con el tamaño de las piezas dentales. El excesivo desarrollo de esta parte de la boca puede ser el origen de los diastemas ya que los dientes no pueden ocupar todo el ancho del hueso. La diferencia es que, en estos casos, la separación suele ser generalizada.

Empuje de la lengua contra los dientes

Presionar la lengua contra los dientes de forma prolongada es otra causa de dientes separados. Aunque parece un hábito inofensivo, las piezas dentales se van moviendo poco a poco por la presión hasta separarse entre ellas.

¿Qué tratamientos existen?

Los dientes separados no son un problema por sí mismos, pero existen personas que pueden percibir esto como un inconveniente estético. En estos casos, existen distintos tratamientos que pueden ayudar a corregir los diastemas. Los más utilizados son las carillas dentales y la frenectomía, una cirugía poco invasiva que corrige el crecimiento del frenillo labial.

También puede interesarte nuestro artículo sobre Los problemas de no reponer un diente caído

Fuente: Diastemas

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *