Blog

envejecimiento de dientes y encías

Envejecimiento de dientes y encías

El envejecimiento de dientes y encías es un proceso que afecta a todas las personas. Todas las partes que conforman el cuerpo humano cambian con el paso del tiempo. Las funciones motora, cognitiva, hepática, renal, entre otras se ven modificadas por el proceso de envejecimiento.

Si bien el envejecimiento afecta a todos los sistemas y órganos en general, en este artículo vamos a centrarnos en los cambios que aparecen en nuestros dientes y demás tejidos bucales relacionados con el paso del tiempo

Envejecimiento de dientes y encías

Consecuencias en las piezas dentales

El cambio más fácil de notar es la pérdida de blancura. Poco a poco los dientes van cambiando su coloración y se vuelven más amarillentos o grises. Esto se debe a que la dentina, el tejido duro interno del diente, comienza degradarse y esto se trasluce a través del esmalte dental.

Otro signo de envejecimiento de dientes y encías es la desaparición del esmalte. En este caso, la dentina queda al descubierto aumentando la sensibilidad al masticar o consumir productos fríos. Además, como el tejido interior queda al descubierto, la pieza dental se vuelve amarilla o gris.

También pueden producirse pequeños desgastes en la zona del cuello del diente. Esto se debe a que la raíz comienza a estar cada vez más expuesta y, junto con la pérdida del esmalte, la porción de encías se separa y se produce una cavidad. Lo que deja la zona del cuello a la intemperie.

Por último, debido al paso del tiempo, también aumentan las probabilidades de sufrir una fractura. Esto se encuentra íntimamente relacionado con la disminución de flujo salival lo que aumenta la posibilidad de caries y desgasta la estructura de las piezas.

Consecuencias en las encías

Aunque muchas personas no le presten la atención necesaria. La verdad es que los tejidos que rodean los dientes también son afectados por el envejecimiento y el paso del tiempo.

La consecuencia más conocida es la llamada recesión gingival. En este caso se produce un retroceso de la encía que deja la raíz dental al descubierto. Esto también produce una pérdida de hueso y ligamento periodontal. Ambos encargados de sujetar los dientes. Si este proceso no recibe el tratamiento correspondiente, puede llegar a producirse la movilidad del diente y, por último, la pérdida total de la pieza dental.

Algunos tratamientos que pueden ayudar

Existen algunos tratamientos para ayudar a prevenir los síntomas del envejecimiento. Las obturaciones, empastes y endodoncias pueden ayudar a conservar mejor la dentadura. En otros casos serán necesarios tratamientos de rehabilitación como coronas o implantes.

Por otra parte, en el caso de los tejidos periodontales (tejidos blandos que rodean al diente), el único tratamiento realmente efectivo es la prevención. De esta manera se podrá reducir lo más posible la pérdida inicial de los mismos.

También puede interesarte nuestro artículo sobre Cómo blanquear los dientes en casa

Fuente: Signos de vejez en la boca

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *