Blog

extracción de premolares

¿Por qué realizar una extracción de premolares?

La extracción de premolares es el paso previo más común en los tratamientos de ortodoncia. Estos dientes son los que se encuentran justo entre los caninos o colmillos y los molares o muelas. ¿Pero por qué debe realizarse esta extracción?

Los dientes que suelen extraerse con mayor frecuencia son los primeros dientes bicúspides, los premolares. Pero, en realidad, no tienen que ser siempre estos los que se han de extraer necesariamente. Existen varias razones para que tu odontólogo tome esta decisión.

¿Cuándo es necesaria la extracción de premolares?

Apiñamiento

El apiñamiento sucede cuando hay demasiadas piezas dentales para el tamaño de las arcadas mandibulares. Esto genera que no haya suficiente espacio para poder alinear todos los dientes. Una de las soluciones más comunes es abrir el espacio necesario quitando dientes. Esto permitirá que los demás logren alinearse correctamente.

En los tratamientos de ortodoncia, lo principal es averiguar qué se debe hacer y cuál será el mejor método para llevarlo a cabo. Por lo que es imprescindible realizar diversos estudios para diseñar un buen plan de tratamiento.

No siempre es necesario realizar una extracción de premolares. Si es el profesional observa que es posible alinear todos los dientes y lograr una mordida saludable, el procedimiento se realizará sin extracciones. Pero en la mayoría de los pacientes que vienen a la consulta, la extracción de una o varias piezas es un método eficaz para lograr dientes rectos y resultados duraderos.

Reducción vertical

Otra de las razones que suelen derivar en una extracción de premolares es la reducción vertical. La estética facial es una parte inherente a todo tratamiento de ortodoncia. Y muchos pacientes requieren la extracción de estas piezas para cambiar el perfil de su rostro.

¿Cómo se realiza la extracción?

La complejidad en la extracción está estrechamente relacionada con la salud de la pieza dental elegida. Si esta está sana y completamente erupcionada, puede extraerse de manera simple en pocos pasos.

Para comenzar el profesional deberá utilizar una herramienta similar a un fórceps para manipular la pieza y moverla gradualmente hacia adelante y hacia atrás. Esto hará que el diente comience a aflojarse y finalmente se desprenda del hueso. La extracción se realiza siempre bajo anestesia local y la recuperación suele ser rápida. En estos casos poco complejos lo normal es que no se necesiten puntos ni sutura.

¿Qué dientes se extraen en cada caso?

La elección de qué piezas deben ser extraídas depende, más que nada, del tipo de corrección que deba llevarse a cabo. Así, para mantener la simetría, es necesario extraer piezas a ambos lados de la misma arcada. Incluso existen situaciones en las que hay que extraer los dientes correspondientes adyacentes para mantener exactamente la relación.

Por otra parte, la extracción de un número impar es común cuando hay que tratar la asimetría en la mordida. En síntesis, puede extraerse cualquier pieza de la boca para que el ortodoncista pueda lograr una mordida adecuada y eliminar el apiñamiento que existe.

También te puede interesar nuestro artículo sobre Envejecimiento de dientes y encías.

Fuente: En qué consisten las extracciones dentales

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *