Blog

hipoplasia dental

¿Qué es la hipoplasia dental?

La hipoplasia dental es un término médico que hace referencia a la incorrecta formación del esmalte de los dientes. Esta afección provoca que las piezas tengan menos cantidad de esmalte de lo habitual. Suele aparecer durante el desarrollo dentro de la encía haciendo que pueda detectarse antes de que el diente erupcione en la boca.

El esmalte dental es la capa más superficial, la parte externa del diente y la más visible. Está compuesto por un mineral llamado hidroxiapatita. Este compuesto es conocido por ser el más duro de todo el cuerpo humano. El esmalte dental y la dentina son los responsables de determinar el color de los dientes. Si bien este es determinado por la genética, algunos hábitos pueden oscurecer el esmalte con el paso de los años.

¿Cómo se manifiesta la hipoplasia dental?

Por lo general, la hipoplasia dental se puede manifestar con manchas en los dientes. Estas pueden ser blancas o marrones o, incluso, pueden llegar a formarse surcos en la superficie dental. Teniendo en cuenta la severidad que presente la afección, las señales serán casi inapreciables o muy visibles. Estas pueden ayudar a generar un aspecto dañado y deteriorado de la boca.

Como ya dijimos, la hipoplasia surge cuando se produce una circunstancia particular en el periodo en el que se forma el esmalte durante la niñez. Algunas de sus causas más comunes suelen ser la malnutrición, alguna infección, fiebres altas prolongadas, determinadas enfermedades, factores ambientales o la exposición a sustancias químicas tóxicas.

¿Cómo puede tratarse?

Debido a que ocurre en una etapa temprana del desarrollo, puede ser difícil determinar la causa exacta que origina este padecimiento. Como el esmalte tiene una función protectora y se encarga de proteger los dientes contra agresiones externas. A menor cantidad de esmalte, el paciente será más propenso a padecer enfermedades o caries.

Lo principal es evitar alimentos ricos en azúcar y cuidar los hábitos de salud bucal. Pero además existen algunos tratamientos que ayudan a eliminar las manchas y los surcos que aparecen en el esmalte. Algunos de estos pueden ser

Sellado dental

Ayuda a proteger la superficie afectada. Se utiliza cuando los signos son muy leves.

Blanqueamiento dental

Este tratamiento se utiliza cuando las manchas son blancas. Logrando que todos las piezas tengan un color más uniforme.

Microabrasión dental

De característica un poco más invasiva, se utiliza cuando las manchas son severas. El especialista pule la capa del esmalte que está dañada y elimina la mancha.

Carillas

Se recurre a ellas cuando el problema es demasiado severo y el resto de los tratamientos pierden eficacia. En este caso, se busca tapar y unificar la estética dental más que eliminar el problema.

También puede interesarte nuestro artículo sobre La odontología y el deporte

Fuente: Desgaste del esmalte dental

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *