Recursos

Conoce nuestros recursos tecnológicos

Centrifugadora

La centrifugadora de plasma permite usar plasma rico en plaquetas en sus tratamientos. Esto acelera los tiempos de recuperación del paciente. Veamos de qué se trata y para qué se usa.

Centrifugadora

Centrifugadora de plasma

Regenerar tejidos periodontales de forma acelerada es uno de los objetivos de muchas terapias odontológicas. Por ejemplo, es muy útil en pacientes anticoagulados o carentes de hueso suficiente para albergar un implante dental.

Muchas investigaciones se han centrado en descubrir la mejor forma de favorecer el proceso regenerativo y desde hace relativamente poco se está apostando por el plasma rico en plaquetas o factores de crecimiento. Es un tipo de técnica que también se usa en tratamientos estéticos y deportivos.

¿Qué es el plasma rico en plaquetas?

El plasma rico en plaquetas es una concentración de plaquetas humanas en plasma que contiene elevados niveles de factores de crecimiento. Provienen de la misma sangre del paciente y favorecen los procesos de regeneración y cicatrización.

Se trata de una terapia con fundamentos naturales, ya que es parte del propio organismo, en lugar de ser un producto generado artificialmente.

Pongamos de ejemplo una extracción dental. Justo antes de la cirugía, la enfermera extraería unos ml de sangre del paciente. Esta muestra de sangre se introduce en una centrifugadora, que en poco tiempo consigue separar los hematíes del plasma.

Una vez realizada la extracción dental, el plasma rico en plaquetas se aplica en la herida, que rápidamente formará un coágulo que acelerará la cicatrización.

¿Por qué usar plasma en tratamientos odontológicos?

La gran ventaja de usar plasma rico en plaquetas en procedimientos odontológicos es que se acortan mucho los tiempos de recuperación de los pacientes. Eso favorece a los médicos, por ejemplo si tienen que realizar otra intervención en poco tiempo, y a los pacientes, que notan los resultados de forma más rápida y reducen consecuencias como dolores, inflamaciones o sangrado.

El hecho de ser plasma extraído del mismo paciente también tiene la ventaja de no haber riesgos de rechazo, de efectos secundarios o de alergias, como podría ocurrir con algún producto sintético.

Asimismo, se puede usar en muchas intervenciones, desde cirugías con implantes, hasta muelas del juicio complicadas o pacientes que han perdido mucho hueso por una periodontitis.

 

Fuente:
tecnologiaparalasalud.com