Blog

Sentir dolor con las ortodoncias

Sentir dolor con las ortodoncias: mitos y verdades


Sentir dolor con las ortodoncias es uno de los mayores miedos que produce este tratamiento. La mayoría de los pacientes suelen venir con inquietudes sobre las molestias que pueden causar y quieren saber si aún así vale la pena.


Si bien es cierto que los aparatos dentales pueden causar cierta molestia al principio por falta de costumbre, no suelen resultar invasivos para el día a día. La sensación de presión que pueden experimentar en el periodo de adaptación está muy lejos de ser dolorosa y condicionar la vida cotidiana del paciente.


¿Por qué se suele sentir dolor con las ortodoncias?


La función de este tratamiento es corregir y mejorar la oclusión dental. Esto sólo puede lograrse a partir de pequeños micromovimientos en las arcadas. Las ortodoncias se irán encargando de cambiar la posición de las piezas dentales gradualmente y causarán una pequeña presión.

El objetivo es que la dentadura del paciente cambie gracias al empuje adecuado y constante, planificado cuidadosamente por el ortodoncista. Es normal que, luego de cada revisión mensual, esta sensación de incomodidad aumente. Pero, si el odontólogo está realizando un buen trabajo, el paciente no debería sentir nada de dolor. La molestia está relacionada a la falta de costumbre, y no al tratamiento en sí.

El profesional debe apretar el arco y las ligaduras de los brackets para avanzar en el tratamiento pero, no hay que olvidar que, si fuese tan doloroso como nos hacen creer, los niños ni siquiera podrían llevarlas.
Es necesario entonces derribar los mitos de dolor que rodean a este tratamiento y entender mejor su funcionamiento para evitar preocupaciones innecesarias.


¿Cuándo duelen las ortodoncias?


El proceso de colocación de la ortodoncia es completamente inocuo. Puede llegar a generar molestias después de haber tenido la boca abierta durante un periodo prolongado de tiempo al que no estamos acostumbrados. Sin embargo, una vez que el profesional ha concluido, es normal notar una sensación que la mayoría suele calificar como “dolorosa”, pero que, en realidad, está basada en la incomodidad por los nuevos “aparatos”.
Esta sensación es causada por la tensión acentuada que la ortodoncia genera en los dientes. Suelen sentirse mayormente a la hora de morder y en el normal de los casos suelen desaparecer transcurridos 2 o 3 días, cuando nos acostumbramos al tratamiento. No es normal que el paciente pueda sentir dolor con las ortodoncias, en ese caso, debería realizarse una revisión con otro profesional.
Por otra parte, la presión ejercida sobre los dientes no es la única causa por la que las ortodoncias pueden, en un principio, resultar un poco molestas. Cuando se colocan los brackets, los pacientes se encuentran con un cuerpo extraño dentro de la boca al cual deben acostumbrarse poco a poco.
Por esto, y también debido al roce con la mucosa bucal, es habitual que se produzcan pequeñas llagas en la lengua y en el interior del labio que son fácilmente evitables si el paciente logra anticiparlas.


¿Qué otros motivos de dolor existen?


La mejor forma de perder el miedo a las ortodoncias es saber por qué se producen las molestias y cómo podemos aliviarlas.
Además de los motivos que explicamos antes, suele asociarse el dolor a otras intervenciones que deben realizarse sólo si el caso específico del paciente lo requiere.


Extracciones de dientes


Existen casos en los que se debe realizar la extracción de una o varias piezas dentales. Esto suele ser muy común en personas que sufren de un severo apiñamiento dental. De todas maneras, es necesario aclarar que este procedimiento se realiza bajo los efectos de la anestesia, lo que reducirá casi totalmente la sensación de dolor.


Colocación de microtornillos


Otro procedimiento que suele generar mucho temor en los pacientes es la necesidad de colocar microtornillos en la ortodoncia. Estos son pequeños implantes que deben colocarse de manera sólo temporal en el hueso cuando hay que realizar intervenciones más complejas. Y, al igual que las extracciones, se realiza bajo anestesia local, por lo que las molestias serán mínimas.


Si te interesa aprender más sobre tu salud bucodental, puedes leer nuestro artículo “¿Cuántas veces al año debo ir al dentista? ”


Fuente: “¿Duele la ortodoncia?”

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *