Tratamientos

Aprende más sobre nuestros tratamientos

Blanqueamiento Dental

Ésta técnica no consiste en un “blanqueamiento” del diente propiamente dicho, sino en un aclaramiento, ya que no se altera el color propio del diente. Con el paso del tiempo y de agentes externo como el tabaco, alimentos o bebidas oscuros, algunas medicaciones, el esmalte (la porción más externa del diente) adopta un color más oscuro del originario, pero que es reversible con un tratamiento adecuado.

Blanqueamiento Dental

Blanqueamiento

El color de un diente viene determinado, desde que nacemos, por la tonalidad del núcleo del diente (dentina) y por la transparencia y capacidad de refracción de la luz por el esmalte. El color del núcleo no se altera, sin embargo, con el tiempo el esmalte se va tiñendo, como hemos comentado anteriormente. El blanqueamiento es un tratamiento que puede ser aplicado en cualquier persona que tenga una boca sana y no presente síntomas de sensibilidad dental acusada o infección.

Consiste en eliminar del esmalte, por medio de sustancias químicas, todas aquellas partículas que alteran su color original. El producto usado es el peróxido de carbamida que al ser activada por una luz específica, permite blanquear el tono del esmalte.

Es importante recalcar que como se trata de una eliminación de tonalidades no deseadas en el esmalte, el resultado nunca es igual en dos pacientes.

Tipos de Ortodoncia

En la ortodoncia se pueden usar diferentes tipos de brackets: los metálicos, de toda la vida, los estéticos de cerámica, con un color muy parecido al de las piezas dentales, los de zafiro casi imperceptibles, y por último la ortodoncia removible, que puede ser infantil, para usarla por las noches o bien invisible, fabricada con un material transparente, de aspecto similar al plástico.

La ortodoncia fija suele requerir menos tiempo de tratamiento, tiene menos riesgo de sufrir roturas o pérdidas y en algunos casos muy complicados es la única alternativa disponible. La ortodoncia removible se puede quitar para comer, cepillarnos los dientes o en algún momento puntual como practicar deporte, lo que la hace más adaptable a nuestro día a día.

No se trata de brackets propiamente dichos, pero la ortodoncia invisible es un tratamiento con las mismas funciones que ellos: corrige la alineación de los dientes en los casos de apiñamiento, dientes excesivamente separados, mordida cruzada, sobremordida y protusión. La clave de este tratamiento es que se trata de una ortodoncia extraíble que podemos quitarnos en cualquier momento y que, además, pasa prácticamente inadvertida a la vista.

Respecto a la estética, ambas ofrecen la opción de ocultarse a la vista, aunque actualmente no es extraño ver a personas de todas las edades luciendo brackets visibles. Los famosos los pusieron de moda, por lo que es una cuestión de gustos decantarse por una alternativa u otra.

Tratamiento

El tiempo de un tratamiento de ortodoncia estética varía mucho dependiendo del problema de cada paciente. Los tratamientos oscilan entre 12 y 18 meses, pudiendo en algunos casos acortarlo más y en casos más complejos alargarlo.

A la hora de determinar qué tipo de ortodoncia es la más indicada, nuestras ortodoncistas valoran tres aspectos fundamentales: si el paciente busca un tratamiento estético -o incluso invisible-, si desea un aparato fijo o removible y el coste que está dispuesto a pagar.

El blanqueamiento es un tratamiento que mejora la estética dental, recomendado para dientes que han perdido su coloración.

  1. Pérdida de color en dientes;
  2. Dientes amarillentos;
  3. Manchas en los dientes;

Los procedimientos más idóneos para cada paciente se eligen en función del diagnóstico, el cual se realiza tras un examen intraoral personal y una historia clínica adecuada.

Blanqueamiento Dental