Tratamientos

Aprende más sobre nuestros tratamientos

Endodoncia

Las endodoncias se realizan en piezas dentales con caries profundas, que propician la inflamación o la necrosis (muerte) de la pulpa dental. Otros motivos para la aparición de pulpitis o inflamación de la pulpa son algunos traumatismos, la abrasión, la erosión y el desgaste de los dientes por el roce entre ellos (por ejemplo debido al bruxismo) o la forma en que se realizan algunos tratamientos restauradores y los materiales que se utilizan en los mismos.

Endodoncia

Endodoncia

La pulpa dental es la parte más interior del diente, y donde se encuentran los nervios y los vasos sanguíneos. La inflamación de la pulpa suele manifestarse con dolor, que puede ser de distintos grados y darse en distintas ocasiones: frente al calor o frente al frío, en determinadas posturas, al comer o beber, etc. El tipo de dolor que sentimos es el que indicará al odontólogo si la endodoncia puede ser una solución a nuestro problema.

Tratamiento

1. Anestesia: la anestesia que se utiliza en este tipo de intervención es local, afectando solo al diente a tratar y a la zona de alrededor. Es importante que en el momento de la anestesia no exista ninguna infección o inflamación en la pieza para que ésta actúe de forma correcta. De existir infección, la intervención deberá posponerse y se recetará al paciente la toma de antibióticos y antiinflamatorios, en caso necesario.

2. Apertura y aislamiento de la pieza: se realiza un agujero en la corona del diente mediante el cual se accede a la pulpa para su extracción y se aísla el diente de todo el organismo.

3. Conductometría e instrumentación: es el procedimiento de limpieza de los conductos para dejarlos asépticos o limpios.

4. Obturación: es la fase de sellado del diente, a través del cual se cierran los conductos que se han limpiado, dejando la pieza plenamente insensibilizada.

5. Control: una posterior radiografía y observación por parte del dentista para verificar la efectividad de la intervención. Generalmente se realiza un seguimiento durante unas semanas o meses.

Dolor espontáneo, sensibilidad prolongada al frío o al calor, inflamación y molestia en la encía alrededor del diente afectado, cambio de color del diente… aunque a veces pueden no presentarse estos síntomas.

  1. Sensibilidad al frío o calor
  2. Molestia al masticar
  3. Cambio de color a un tono más oscuro

El diagnóstico normalmente se hace en primer lugar con una anamnesis, en la cual le hacemos una serie de preguntas al paciente para valorar los síntomas.

Luego haremos una exploración bucal para observar si hay anomalías y posteriormente pruebas complementarias que normalmente son radiografías.

A partir de aquí llegamos al diagnóstico y establecemos tratamiento endodóntico.

Odontología para pacientes: La Endodoncia