Tratamientos

Aprende más sobre nuestros tratamientos

Odontopediatría

La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de tratar a los niños. El odontopediatra será, por tanto, el encargado de explorar y tratar a niños y recién nacidos. También se encarga de detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes para remitir al ortodoncista, especialista en ortodoncia, y de hacer un tratamiento restaurador en caso de necesitarlo.

odontopediatria

Odontopediatra

El tratamiento restaurador principalmente se compone de tratar los traumatismos, usar selladores que tienen la función de obturar levemente los surcos y fisuras de las piezas dentales sin apenas quitar material dental para evitar posibles caries, y en tratar las caries producidas y sus consecuencias.

La principal diferencia entre la odontología habitual y la odontopediatría en el tratamiento de caries es la presencia de los dientes temporales o de leche en los niños lo cual hace que el tratamiento cambie, de forma que las lesiones ocurridas en la dentición temporal se tratarán de una manera menos conservadora y más agresiva que las ocurridas en los dientes permanentes, para evitar que, en el peor de los casos, se pudiera dar un tratamiento insuficiente a un diente temporal que luego repercutiría en su sucesor.

Tratamientos

1. Anestesia: La anestesia generalmente va unida a un vasoconstrictor para aumentar su efecto y disminuir la hemorragia.

2. Traumatismos: El traumatismo es la patología más frecuente en niños de 7 a 11 años, en dientes temporales ante un traumatismo se suele producir una luxación y en dientes permanentes una fractura, en estos últimos los dientes más afectados son los incisivos centrales superiores permanentes.

3. Tratamientos pulpares: Los tratamientos pulpares más comunes son:

  • Recubrimiento (directo o indirecto -no suele usarse en dientes temporales);
  • Pulpotomía: Se realiza en dientes temporales, y consiste en eliminar parte de la pulpa del diente;
  • Pulpectomía: Es la eliminación total de la pulpa de la cámara coronaria así como la pulpa radicular para luego rellenar los conductos.
  • Apicoformación: Tras realizar el procedimiento, cuando se observe radiográficamente un cierre apical o cierre del ápice se hará una endodoncia.

4. Mantenedor de espacios: Los dientes están sometidos a fuerzas que se anulan entre sí: ooclusal que es la producida al morder, muscular producida por lengua, labios y buccinador y eruptiva que es la fuerza producida al erupcionar.

En dentición temporal las fuerzas oclusales no desplazan los dientes y permiten que se mantengan los diastemas. Por el contrario, en dentición permanente’ los dientes erupcionan con fuerzas que los dirigen hacia mesial, esta fuerza de erupción en contrarrestada por el mismo diente que está en mesial, cerrándose, de esta forma, el espacio que hubiera entre ambos.

Todas estas fuerzas se desequilibran cuando un diente temporal se pierde, pudiendo ocasionar migraciones no deseadas, con la consiguiente pérdida de espacio, lo cual hará que el diente de recambio no erupcione donde debiera y a raíz de eso necesidad de un tratamiento ortodóncico, volcamiento de dientes, malposiciones, sobreerupciones, etc., por lo tanto hay que poner algo en el lugar del diente perdido para no perder ese espacio. La dentición temporal es estable hasta los 3 años que hay un componente mesial de fuerzas que aumenta a los 6 años con la erupción de los permanentes. Para evitar estos problemas estará indicado usar un mantenedor de espacio que es un dispositivo pasivo que imitando la dimensión mesio distal del diente perdido impide la migración del diente adyacente.

Dolor espontáneo, sensibilidad prolongada al frío o al calor, inflamación y molestia en la encía alrededor del diente afectado, cambio de color del diente… aunque a veces pueden no presentarse estos síntomas.

  1. Caries
  2. Dificultad al morder
  3. Dientes en mala posición
  4. Mandíbula salida o retrasada
  5. Dificultad al hablar
  6. Dientes sin espacio para salir
  7. Pérdida o retención de dientes temporales fuera de lo habitual

El odontopediatra será, el encargado de hacer una exploración bucal para detectar cualquier problema y encomendar un tratamiento restaurador en caso de necesitarlo. Si encuentra posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes remitirá al ortodoncista, especialista en ortodoncia.