Blog

úlceras bucales en las amígdalas

Úlceras bucales en las amígdalas

Las úlceras bucales en las amígdalas son más comunes de lo que muchos se imaginan. Si bien no necesitará ir al odontólogo para realizar un tratamiento. Suele ser una afección bastante dolorosa y puede llegar a afectar su rendimiento cotidiano.

Si bien su aparición depende de muchas variables, existen ciertos factores que se pueden tener en cuenta para evitarlas. La forma más fácil es fijarse si siente dolor de garganta pero no se siente enfermo ni decaído. En estos casos puede tomar un espejo y observar la parte posterior de su cavidad bucal, ya que las úlceras pueden hacer que se inflamen las amígdalas.

Si bien las úlceras bucales pueden aparecer en cualquier parte de la boca, no es tan común que se sitúen en las amígdalas. Esta afección no suele ser lo suficientemente grave como para que deba buscar un profesional. Pero siempre es mejor mantener un ojo en ellas cuando aparecen por el riesgo a una infección.

¿Cuál es la causa de las úlceras bucales en las amígdalas?

Aunque no suele ser una afección grave, las úlceras bucales en las amígdalas pueden ser bastante molestas. El dolor ocasionado puede afectar las actividades cotidianas. Por esto es mejor saber qué cosas pueden incidir en su aparición.

Las úlceras normalmente se presentan en las encías y en el interior de las mejillas. En estos casos, la causa más común son las pequeñas lesiones. Estas pueden ser producidas al morderse por accidente o comer alimentos muy ácidos. Otro motivo de su aparición pueden ser niveles altos de estrés.

En cambio, las úlceras en las amígdalas suelen aparecer debido a las alergias que las personas tengan a diferentes alimentos. Los productos muy ácidos y la ausencia de vitamina B suelen ser las causas más comunes.

¿Cómo diferenciar una úlcera del dolor de garganta común?

Las úlceras en las amígdalas suelen sentirse muy similares a un dolor de garganta. En estos casos, las amígdalas se pueden sentir inflamadas, y es muy común atribuir el dolor a un resfriado. Incluso pueden confundirse con una angina producida por un virus, amigdalitis o faringitis.

Como siempre, la mejor forma de saber si es una u otra es mirar el interior de la boca y examinar las amígdalas. Una inflamación general o la presencia de puntos blancos es señal de una enfermedad. En cambio una mancha ovalada o circular con bordes rojos en una sola amígdala podría ser una úlcera bucal.

Entonces ¿Qué se debe hacer?

Hay varias formas de reducir las molestias que causan las úlceras bucales. Uno de los tratamientos caseros más comunes es realizar un enjuague de agua con sal o bicarbonato para limpiar y quitar el dolor por un rato. Este último se puede hacer mezclando una cucharadita de bicarbonato de sodio con media taza de agua tibia.

Si los remedios caseros no son lo suyo, también puede tomar medicamentos de venta sin receta para aliviar la inflamación y reducir el dolor, como ibuprofeno o paracetamol. Comer alimentos fríos, tibios y suaves que sean fáciles de tragar como el helado, el té y la sopa.

También puede interesarle nuestro artículo sobre el dolor de muelas sinusal

Fuente: Causas del dolor de garganta

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *